La diferencia entre quemar puentes y hacer estupideces

quemar-puentes

Muchas veces decimos… “Voy a hacer esto y aquello… y voy a dejar mi trabajo…”

Hoy quiero hablarte de la diferencia de “quemar puentes o naves” y ser irresponsable.

Y hay un par de puntos que quiero tocar para aclarar la diferencia.

Creo que lo que queremos hacer es “quemar puentes de patrones de pensamiento y creencias”.

Queremos quemar puentes que son “modelos de aprendizaje” antiguos, que ya no nos sirven.

No creo que queramos comenzar quemando puentes en el aspecto estructural de nuestra vida.

Creo que es más importante quemar un puente de “un hábito”, que lo que es quemar un puente de una relación. O un trabajo.

En otras palabras, creo que es más importante que quemes el puente del pensamiento que dice… “No seré capaz de tener lo que quiero y debo quedarme en mi trabajo que odio… porque mi potencial esta en mi trabajo”.

Honestamente, creo que quieres quemar ESE PUENTE.

No creo que quieras ir y renunciar a tu trabajo.

Por lo menos no te recomiendo que hagas eso hasta que no hayas quemado el puente principal que te mantiene en ese trabajo. La causa. El modelo de aprendizaje que quizá te sirvió hasta cierto punto, pero ahora ha quedado obsoleto, y se refleja en que te encuentres en donde te encuentras y tu estado de ánimo con respecto a ello.

Entonces… hay 2 puentes ahí.

Por un lado, está el puente físico de tu teniendo un trabajo. Y luego está el puente del “proceso de pensamiento”, que nos dice… “Dios mío… no puedo renunciar a mi empleo porque mi bien viene del mismo…. Mi potencial está en mi trabajo.”

patrones-de-pensamientoRecuerda… ¡Quema todos los puentes de Pensamientos que ya no te sirven!

¡Quema todos los puentes de creencias sin sentido!

Y se muy cauteloso, pausado, considerado y deliberado cuando vayas a quemar puentes estructurales del tipo “relaciones”.

Quema el puente del “proceso de pensamiento” del… “Tengo que tener un trabajo… Ay Dios mío, ¿qué pasa si pierdo mi empleo?”

Prefiero que quemes ese puente, que verte precipitadamente diciéndole a tu jefe… “¿Sabes qué?… ¡Quédate con tu trabajo!”

Primero asegúrate de quemar la causa de por qué estás en ese trabajo.

¿Puedes ver la diferencia entre los 2?

Recuerda… ¡Quema todos los puentes de Pensamientos que ya no te sirven!

¡Quema todos los puentes de creencias sin sentido!

Es hora de que en lugar de trabajar en cambiar efectos o resultados (que no te gustan), trabes” en cambiar para siempre lo que está produciendo esos resultados.

Llego la hora y tú lo sabes.

Déjame tus comentarios abajo 😉

Me interesa tu opinión.

¡Deja un comentario!